Esteroles vegetales y ristema cardiovascular

Deja un comentario

noviembre 11, 2014 por drjmoya

Las primeras investigaciones llevadas a cabo con esteroles vegetales en el campo de las alteraciones lipídicas datan de los años 30. Entre los efectos está la reducción de la concentración sérica de colesterol total y de colesterol LDL, sin que se hayan demostrado efectos clínicamente significativos sobre el colesterol HDL y triglicéridos. Para producir este efecto, los fitoesteroles inhiben la absorción de colesterol exógeno al inhibir la formación de micelas mixtas, alterar la solubilización de las micelas y competir con el colesterol en el proceso de recaptación por las células del epitelio intestinal. Digamos que el colesterol no es absorbido si el fitoesterol está presente.

La reducción media de los niveles de colesterol obtenida con estas sustancias es de un 10,1%. El efecto reductor aparece a las primeras semanas de la toma regular de esteroles vegetales y perdura de forma estable. Estos efectos se han observado tanto en personas con hipercolesterolemia, como en diabéticos tipo 2, y en los pacientes de edad avanzada los resultados obtenidos son mejores que en población joven. Los datos que se han obtenido de los estudios de intervención a largo plazo indican que la reducción del colesterol de un 10% obtenida con los esteroles vegetales reduce la incidencia de cardiopatía isquémica entre un 12 y un 20% a lo largo de los siguientes 5 años de la intervención con fitoesteroles.

Se ha demostrado que existen efectos hipocolesterolemiantes clínicamente relevantes a partir de de 0,8 g/día de esteroles. Este efecto sigue aumentando al pasar a una dosis de entre 1 y 2 g/día, careciendo de efecto por encima de 3 g/día. Estos hallazgos indican que la mejor dosis para conseguir un óptimo efecto hipocolesterolemiante en humanos se sitúa entre 1,5 y 1,6 g/día de esteroles vegetales. El hecho de distribuir la dosis en diferentes tomas, no modifica el efecto respecto a la toma en una sola dosis, y la dieta no modifica ni la absorción ni los resultados esperados.  Así pues, podemos hablar de que los preparados lácteos que contienen fitoesteroles suelen contener 1,6 grs por 100 ml, por tanto una unidad  diaria es suficiente si hablamos de fitoesteroles (“Danacol”). En caso de contener estanoles, como el Benecol, hasta 3 envases diarios es la cantidad oportuna. Igualmente encontramos laboratorios de Fitoterapia que facilitan comprimidos de 400 mgrs de Fitoesteroles (envase de 100 comprimidos), de los que habrá que tomar diariamente 4 comprimidos.

Si tienes un colesterol total de 220, tomas estos productos, todo va bien y lo reduces un 10%, pasas a tener 198 mg/dL, que ya está por debajo del umbral de peligro. Pero como el colesterol es una examen que pasamos todos los días, el problema es que si dejas de tomar el suplemento, y abandonas la vigilancia dietética, vuelves a subir. Por tanto el trabajo ha de ser cotidiano y disponer de una estrategia.

Los estudios realizados encaminados a evidenciar los efectos de los esteroles vegetales administrados en combinación con fármacos reductores del colesterol, como las estatinas, han demostrado la presencia de una reducción añadida de los niveles de colesterol séricos a la obtenida por cada una de las estrategias por separado.

Como siempre, un enfoque multidisciplinar sería lo idóneo: dieta baja en grasas saturadas, esteroles vegetales y estatina.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Dr. JMoya

A %d blogueros les gusta esto: