El colágeno y los caldos de la abuela

Deja un comentario

julio 21, 2015 por drjmoya

El colágeno es una proteína que hoy día se vende como rosquillas, dados sus efectos potenciales en articulaciones y piel. A la hora de tomar Colágeno para articulaciones y tendones, así como para la piel, hay que vigilar que no nos den gato por liebre. No necesariamente lo más barato es lo mejor.

Pero esto del colágeno no es nuevo. Los caldos que hacían nuestras abuelos con huesos y carcasas de pollo generaban, en un proceso de cocción lenta (“slow cooking” de la Alta Restauración) unas buenas cantidades de colágeno y otras proteínas que aseguraban el crecimiento de hijos y nietos. Todas las culturas y tradiciones manejan la cocción de huesos. Quiero decir que está demostrado que es positivo tomar colágeno, pues al margen de sesudos estudios de investigación, la tradición está de su parte.

Un par de cosas pues del colágeno.

En primer lugar, no puede haber dudas respecto del proceso de elaboración y purificación del colágeno. Un Colágeno Hidrolizado de grado farmacéutico y un colágeno crudo o parcialmente hidrolizado (grenetina), son absolutamente diferentes. La diferencia se debe principalmente a que la cadena proteínica de un colágeno da baja calidad es más larga que la del colágeno hidrolizado, lo que hace más lenta su metabolización y menos eficiente su aprovechamiento. El proceso de hidrolizado consiste en separar las moléculas para hacerlas cada vez más y más pequeñas, y existen dos formas de separar o hidrolizar las moléculas de colágeno, una fácil , barata y rápida  y otra forma difícil, cara y lenta (proceso natural) como la utilizada con Colágenos de alta calidad para obtener un hidrolizado de alta calidad y grado farmacéutico

Esta diferencia puede significar que el colágeno se absorba hasta en un 90% en el caso del Colágeno Hidrolizado de alta calidad en un lapso de solo 4 Hrs. y en un 10% ó incluso menos en el caso de la colágenos de baja calidad. El preparado que yo aconsejo se llama Peptán, y en el enlace podéis ver las garantías y confianza que da.

En segundo lugar, el precio y la dosis, Hay veces que es atractivo pensar “Jo, está a mitad de precio!” pero, claro, si calculamos la dosis diaria recomendable de 8 a 10 grs de Colágeno, para tomar unas pastillas de Colágeno no hidrolizado que contienen 0,6 grs por comprimido, hay que tomar diariamente 15 comprimidos para llegar a los 9 grs diarios. No es extraño que en este ejemplo el envase contenga 180 comprimidos, pero dure tan sólo ¡12 días!. Es decir, hay que comprar  3 envases al mes, tomando la friolera de 450 comprimidos en total. Con el que yo recomiendo, un cacito diario supone 9,16 grs diarios y llega para un mes, mucho más cómodo y algo más barato. Sobre todo si sabemos que uno se  absorbe un 90% y el otro un 10%.

Espero que os haya aportado algo de luz. Ya os digo que está muy de moda este suplemento, y si os fijáis se publicita en todas las radios. Si alguien necesita algo más de información, en dr.javier.moya@gmil.com puedo  facilitarla, o bien  a través del teléfono 605 247738.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Dr. JMoya

A %d blogueros les gusta esto: